Un comentario

  1. Mi Juan Carlos Lambás. Fue muy especial para mí. Pasábamos horas hablando. Partidario del “esperanto” como idioma universal. Fan de la música rockera. Temblábamos cuando aparecía con sombrero porque era presagio de crisis. Pero lo queríamos más aún.
    Recuerdo a su padre Cleto, entrañable y preocupado por su hijo siempre. Y a su tío “Moisés de la Alhambra” cantante de copla y que más de una vez amenizó con su cante nuestra convivencia de familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.